Hipersudoración con Toxina Botulínica

La toxina botulínica es una solución eficaz y segura en prácticamente todos los casos de hiperhidrosis axilar y en una gran mayoría de las hiperhidrosis palmares y focales. Funciona bloqueando el estímulo nervioso sobre la glándula sudorípara. No afecta al funcionamiento normal del organismo ni a la regulación de la temperatura corporal, ya que se trata de un área pequeña y toda la piel del cuerpo está cubierta por glándulas sudoríparas que funcionan adecuadamente.

Este tratamiento mejora extraordinariamente la calidad de vida de los pacientes.

Procedimiento

Es un tratamiento sencillo, rápido y eficaz. Principalmente, se inicia el tratamiento haciendo un “test de sudor” para determinar con precisión la zona de mayor sudoración, una vez se haya realizado el test, se infiltra la toxina botulínica mediante microinyecciones sobre la zona a tratar. Es un procedimiento que no requiere de anestesia, en caso de las manos es necesario anestesiar previamente.

¿Cuanto dura el efecto?

El efecto de la toxina botulínica es reversible y dura unos 6 meses.

Solicitar Información Sin Compromiso

Solicite una cita

Pida cita para nuestro centro médico y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible


SOLICITAR